Hermosillo, Son. (apro).- Al menos tres horas y 30 minutos de tensión padecieron los empleados de la sucursal bancaria de Banorte Sendero, localizada al suroriente de esta capital, cuando un sujeto armado con un cuchillo ingresó a las instalaciones con la intención de llevarse un cuantioso botín, pero en cambio recibió tres impactos de bala que acabaron con su vida.

La violencia inició cerca de las 8:15 horas, cuando Gilbrán Alejandro, de 31 años, se abrió paso entre las puertas de seguridad del banco para exigirle a los empleados que le dieran todo el dinero que estuviera a su alcance.

Sin que el asaltante lo notara, uno de los trabajadores bancarios activó la alerta de pánico que derivó en la presencia de más de 15 unidades de seguridad del Grupo Operativo Táctico (GOT), Policía Estatal Preventiva (PESP), Policía Federal Preventiva (PFP) y Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) de la Fiscalía General de Justicia en el Estado (FGJE).

Fue a las 11:00 horas, que el jefe del GOT logró convencer al implicado para que abriera las puertas del banco, con la promesa de liberar a las mujeres que tenía como rehenes.

En ese lapso el asaltante se paseaba por las instalaciones bancarias con una mujer que utilizaba como escudo humano contra las autoridades policiacas.

No sólo eso, por instantes el agresor se acercaba a la puerta principal del banco para pedir una pistola con la que presuntamente se quitaría la vida.

En esos 210 minutos de tensión, el sujeto rechazó dejar en libertad a las rehenes y, con el fin de no poner en riesgo sus vidas, elementos del GOT procedieron a accionar un arma de fuego en tres ocasiones para someter al ladrón del banco.

De esta manera, cuatro mujeres fueron puestas a salvo luego de que permanecieran como rehenes en ese banco, asentado sobre el bulevar Manlio Fabio Beltrones y la calle Sahuaripa.

Según información recabada en el lugar, el criminal recibió tres impactos de bala, dos de ellos en el pecho y uno más en otra parte del cuerpo. Estas lesiones le arrancaron la vida a Gilbrán Alejandro justo al llegar al hospital más cercano después de ser trasladado en una ambulancia de la Cruz Roja.

Exigen seguridad

Los informes periodísticos más recientes indican que en Sonora se han registrado nueve asaltos bancarios, todos incluyendo éste fueron perpetrados en Hermosillo.

En un comunicado oficial, Grupo Financiero Banorte informó que un individuo ingresó a la sucursal Sendero “tomando como rehenes a algunos de nuestros colaboradores, quienes han sido liberados ilesos”.

Luego subraya: “Desde el primer momento, Banorte estuvo en coordinación y colaborando estrechamente con las autoridades de seguridad responsables de atender el incidente y, al momento del suceso, no había clientes en la sucursal”.

Y sintetiza: “La prioridad de Grupo Financiero Banorte es y siempre será el resguardo y la seguridad de nuestros colaboradores y clientes”.

Por separado, el secretario de Seguridad estatal, Adolfo García, recordó que es una “necesidad” la policía bancaria en Sonora

“A pesar de que nos hemos sentado con los responsables de la seguridad en los bancos, no se ha logrado que contraten elementos de seguridad privada para coadyuvar en las labores de prevención de asaltos, por eso es necesaria la intervención del Poder Legislativo para que se obligue a los bancos a tener seguridad por parte de ellos y para que se cree la policía bancaria en la entidad”, puntualizó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *