El ex titular de la SSPTM es ahora director de seguridad del exclusivo fraccionamiento. Tecnopro no quiso colaborar con las autoridades para ubicar el punto de acceso de los ladrones.

Vecinos de La Vista Country Club acusaron la complicidad de Alejandro Santizo Méndez y la empresa de vigilancia TecnoPro con la ola de asaltos que se han producido en los últimos meses, justo cuando el ex secretario de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM) asumió la dirección operativa de la seguridad privada del exclusivo conjunto residencial.

De acuerdo con vecinos que exigieron una asamblea para tratar el tema, Santizo encubrió a los sujetos que el viernes pasado atracaron la residencia número 817 de la calle Vista Hermosa y que provocó una impresionante movilización policiaca que incluyó a la Marina, el Ejército, Policía Estatal y hasta la SSPTM.

Según fuentes extraoficiales de CAMBIO cuatro sujetos vestidos de negro amagaron a una empleada doméstica robándose joyas, documentos y dinero en efectivo, pero Tecnopro no colaboró con las autoridades para ubicar el punto de acceso de los ladrones, ni el de su escape pese al impresionante operativo que se implementó la tarde del 23 de febrero, lo cual provocó el descontento de los ‘ricachones’ habitantes que mes a mes pagan una onerosa cuota en concepto de seguridad privada.

Ladrones ingresan por barda ‘electrificada’

Según las primeras investigaciones, Tecnopro y Santizo afirmaron que los presuntos delincuentes ingresaron al fraccionamiento residencial por la zona sureste, por la barranca del Río Atoyac que delimita el fraccionamiento Vanguardia Magisterial con La Vista.

Los delincuentes, que al parecer ya tenían referencias del sitio a robar, ingresaron por una barda que supuestamente se encuentra electrificada y se dirigieron hacia el número 817 de la Calle Vista Hermosa, en donde amarraron a una empleada doméstica y consumaron el robo.

Las primeras  versiones indican que la dueña del inmueble se habría dado cuenta del incidente por lo cual llamó a la seguridad privada del complejo residencial; no obstante los elementos no lograron interceptar a los ladrones.

Ante este hecho se instaló una Base de Operaciones Mixtas Urbanas (BOMU) en el lugar con la participación de las policías municipal, estatal, Marina y Ejército ante la sospecha de que los presuntos delincuentes aún permanecían en el fraccionamiento; se retiraron durante la madrugada del sábado.

Santizo y guardias, bajo sospecha

No es la primera vez que el condominio se ve vulnerado. Durante el 2017 se suscitaron al menos seis atracos, por ello los colonos han denunciado la complicidad de los guardias, pues presumen que permiten la entrada y salida de los delincuentes de forma impune.

Esto se vio reflejado el pasado viernes, ya que los mismos elementos de seguridad privada dieron aviso a las autoridades de que los ladrones ingresaron por la cerca electrificada, sin embargo, no dieron aviso a los policías estatales y ministeriales de la fuga, levantando las sospechas de los residentes que invierten más de 18 millones de pesos anuales en los servicios de seguridad privada.

Los colonos han denunciado el actuar tanto de los guardias de seguridad como del director regional Santizo Méndez, quien no ha tomado ‘cartas en el asunto’ para remediar los constantes asaltos que evidencian la participación de la empresa TecnoPro en los distintos hechos delictivos.

Cabe destacar que los últimos dos robos ocurrieron el pasado 12 de diciembre en las casas ubicadas en las calles Vista Azul número 1834 y Vista Sol número 1851 a donde sujetos entraron a robar sin que nadie se los impidiera y los guardias de la empresa TecnoPro les permitieron la entrada y salida a los presuntos ladrones, sin ningún control de seguridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *