Policía municipal habla sobre los robos a tiendas departamentales y de autoservicio en la región Tula.

Por Francisco Villeda

Los propietarios de tiendas departamentales o autoservicios que son robadas o vandalizadas no solicitan el apoyo policial o colaboran con las autoridades tras hechos delictivos en sus instalaciones, pues cuentan con seguros que responden por estas pérdidas económicas, mientras que el impacto social negativo es para las corporaciones de seguridad.

Carlos Benítez Olivares, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Tepeji del Río, afirmó lo anterior.

Señaló que no existe petición para reforzar la seguridad, pues los empresarios no registran pérdidas debido a que tienen asegurada su mercancía e instalaciones, y solo inician la carpeta de investigación ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH) para solicitar a sus seguros el pago de las afectaciones.

Sin embargo tras estos hechos delictivos para la corporación policiaca municipal queda la mala imagen, por la percepción de inseguridad. El impacto social negativo es para la corporación policial únicamente, la cual sin embargo sí se esfuerza en los recorridos de seguridad y vigilancia por toda la demarcación para garantizar la seguridad de los habitantes.

Dijo que las tiendas departamentales o de autoservicio cuentan son sistemas de vigilancia o con guardias de seguridad privada para la seguridad intramuros, pero aun así como parte de su esquema de seguridad la policía municipal hace acto de presencia en los puntos comerciales para la seguridad de los pobladores.

Por el momento, en lo que va del año solo se ha presentado un robo a un Oxxo, pues no se tienen registros de robos a tiendas departamentales, refirió.

En Tula de Allende, Fermín Daniel Hernández Martínez, titular de la SSP local, señaló que los encargados de tiendas departamentales o autoservicio no solicitan apoyo para el reforzamiento de la seguridad.

Expuso que la seguridad al interior de los establecimientos corresponde a los empresarios, aunque en las cercanías a los puntos comerciales hay presencia policial para inhibir los robos, además de los recorridos de seguridad y vigilancia.

Asimismo, intervienen directamente en caso de que esté en riesgo la integridad de las personas; expuso que en el caso del robo a la sucursal Famsa el personal de la tienda solicitó apoyo por la activación de una alarma, y fue cuando se percataron del boquete en la tienda.

La tienda cuenta con sistema de seguridad, y el procedimiento jurídico le corresponde al personal de la firma.

En lo que va del año se ha presentado un robo a una tienda Coppel y otro a la tienda Famsa, además de uno a un Oxxo.

En el caso de Atotonilco de Tula, uno de los municipios que mayor número de asaltos a tiendas Oxxo tiene en la zona, el director de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, Ignacio Hernández Curiel, señaló que los encargados de estas tiendas no han solicitado el reforzamiento de la seguridad.

Aunque es una labor que su dependencia desarrolla como parte de los recorridos de seguridad y vigilancia por toda la demarcación.

Detalló que el personal de la corporación a su cargo efectúa recorridos de seguridad y vigilancia que incluyen estos puntos, pues son algunos de los sitios en los que se generan incidencias delictivas.

Precisó que dichas tiendas cuentan con sus propios sistemas de seguridad al interior, y la policía efectúa la acción que le corresponde al vigilar la vía pública.

Detalló que cuando se han presentado los robos en las tiendas Oxxo es poco el producto que se llevan, y consiste principalmente en vino y cigarros.