■ Hace unos días personal de seguridad privada del lugar golpeó a dos jóvenes

■ Informaron a los dueños que cometieron infracciones al artículo 107 fracción 7 de la Ley de Alcoholes del ayuntamiento

Ayer, después de las 7 de la tarde, autoridades del ayuntamiento de Guadalupe con auxilio de elementos de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, realizaron un operativo sorpresa para colocar sellos de clausura temporal en el bar La Sensacional, el cual se encontraba funcionando, esto, después de que se hiciera viral un video en el que se observa a elementos de seguridad privada del lugar golpeando a dos jóvenes hasta dejarlos inconscientes.

Ahí, se notificó a sus propietarios que se suspenderá su operación de 10 a 20 días. En este sentido, se clausura el lugar por haber faltado al artículo 107 fracción 7 de la Ley de Alcoholes del ayuntamiento, en el que se especifica el tema de alteración del orden público y el interés general, por lo que se podría aplicar una multa económica, explicó el secretario de Gobierno del municipio, José Saldívar.

Asimismo, se está revisando que cuenten con la documentación que se requiere para seguir operando. El funcionario municipal explicó que de acuerdo con la ley, se debe renovar la licencia de venta de alcohol antes del 31 de este mes.

Otros factores a revisar son el plan interno de protección civil y el uso de suelo. En este plazo los responsables del lugar deberán presentar la documentación en regla y si se aplica multa, pagarla la sanción correspondiente.

Esto, después de que el alcalde Julio César Chávez Padilla solicitara a la Secretaría de Gobierno que se revisara el tema de la agresión que cometió personal de seguridad privada en el bar La Sensacional contra dos jóvenes para saber si es que cumple con los requisitos para operar.

Aclaró que estas acciones se basan en lo que permite la ley, también se hará una revisión a todos los bares y espacios de recreación que se encuentran en el municipio, para que cumplan con lo que corresponde a la ley.

“Lo voy a decir como es no puedo creer que dos jóvenes que se suponía trabajaban en el ayuntamiento, pero se aclaró que no trabajan en esta administración sino que lo hicieron en la contraloría de Enrique Flores, uno sea dueño de la empresa de seguridad, y quien fuera contralor, ostenta un restaurante bar en la capital”.

Por lo que opinó que sería positivo que la Secretaría Estatal Anticorrupción investigue estos casos, pues al llegar hace dos años a la administración no contaban con los recursos para conformar estas empresas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *