Sólo un 60% contrata vigilancia privada para protección a sus clientes y su patrimonio, afirma empresario.

Por Luis Alatorre

Como muchas leyes que se incumplen en México, los bancos no escapan de esa tendencia y violentan diariamente las disposiciones de seguridad a que están obligados según la Ley de Instituciones de Crédito.

De acuerdo a expertos sólo un 60% contratan los servicios de vigilancia privada para dar certeza y protección a sus clientes y a su propio patrimonio, sin que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, aplique sanciones.

De acuerdo al Capítulo Uno sobre las Disposiciones Generales, el Artículo 96 de la Ley de Instituciones de Crédito establece que, “las instituciones de crédito deberán establecer medidas básicas de seguridad que incluyan la instalación y funcionamiento de los dispositivos, mecanismos y equipo indispensable, con objeto de contar con la debida protección en las oficinas bancarias para el público, factores dependientes que las ocupen, así como del patrimonio, así como del patrimonio de la institución”.

Al respecto,’ Federico Morales’, director de una empresa de seguridad privada en la región, a quien cambiamos su nombre y mantenemos bajo  reserva la firma de su compañía, reitera que no todos los bancos asumen la obligatoriedad que les dicta esta ley, pues sólo un 60 por ciento  contrata empresas de vigilancia para su interior y garantizar la seguridad de los clientes como del inmueble, en caso de alguna contingencia o robo.

Por lo que hace vulnerables a los cuentahabientes que acuden a realizar algún trámite como el retiro de efectivo, pues al no haber vigilancia los ladrones ven facilidad para ingresar bajo el pretexto de cambiar un billete por monedas y observar todos los movimientos que hacen los clientes, lo mismo que identificar a quien cambia grandes sumas de dinero.

Al tener identificado el modus operandi, además de no trabajar solos, advierten el tipo de ropa y detalles que hacen identificable a la víctima, que ya es esperada afuera de la institución, por lo que el atraco puede suceder ahí mismo o bien, antes de que suba a su auto o en el trayecto.

Clientes en riesgo

Con más de 20 años al frente de empresas de seguridad privada y de los cuales 15 los tiene ofreciendo a uno de los principales bancos de México, afirma que el no tener una empresa de vigilancia, vuelve frágil la estancia de los clientes, toda vez que dejan de aplicarse los protocolos básicos de seguridad como es prohibir el uso de celulares (ni llamadas, ni textear), como tampoco portar lentes o cacuchas.

Aseguró que al menos de los tres principales bancos que operan en la zona contratan vigilancia, aunque sólo uno ofrece seguridad en todas sus sucursales bancarias (Banorte) y otros únicamente en sus oficinas matriz como Banamex y dos sucursales más, mientras que Bancomer es lo mismo, donde sólo tiene en Matriz de Nudo Mixteco en Torreón.

BanRegio aún siendo un banco más modesto, en todas sus sucursales cuenta con elementos de seguridad, sin embargo, dijo desconocer sí otras instituciones cuentan con vigilancia como son Santander, Scotiabank, Afirme, Bajío o Inbursa, pues se ignora que tengan algún contrato en específico.

Estas mismas disposiciones obliga a que todas los bancos tienen sistemas de videocámaras desde los accesos, pasillos, en cajeros, botones de pánico para ejecutivos y en todo el perímetro del inmueble, incluyendo la parte de afuera y estacionamiento, por lo que cada vez son menos los robos que se cometen directamente a sucursales y pasen ahora a una modalidad más cómoda: el asalto a cuentahabientes.

Lo anterior se apega a lo dispuesto en el Artículo 349 de la LIC en su Capítulo XIII, sobre que “las instituciones deberán contar con una Unidad Especializada en materia de seguridad y protección, en coordinación con las áreas correspondientes, establecerá los lineamientos a que deberá sujetarse la selección y reclutamiento de los empleados, factores o dependientes de sus Oficinas Bancarias o quienes presten servicios en ellas”.

Policía Municipal limita vigilancia

A raíz de la llegada de la administración de Jorge Zermeño en Torreón, explica, la vigilancia por parte de la Policía Municipal en zonas aledañas a bancos se ha relajado, ya que muchos de los elementos que estaban destinados a ello o contratados por las instituciones, fueron comisionados al patrullaje a raíz del alza en la incidencia delictiva del fuero común, pues se trata de elementos que habían pasados los exámenes de control y confianza.

Esta ausencia sucede en otros inmuebles donde anteriormente había policías municipales, como en los Museos Arocena y Regional de La Laguna, en paseos públicos e incluso en el Nacional Monte de Piedad, pues les hacían falta más policías en las calles.

Empresas de Vilgilancia ‘patito’

Federico señala que al menos en La Laguna existen 40 empresas de seguridad privada que están certificadas, donde deben cumplir anualmente con 30 requisitos que exige la Secretaría de Seguridad Pública de ambos estados de Coahuila y Durango para poder estar en condiciones de dar el servicio.

Se pide además de actas constitutivas, alta fiscal, se anexan constancias de contratos de servicios, cartas de clientes, relación de vehículos, tipo de uniforme y herramientas de defensa que portan los elementos.

Cada elemento a contratar deberá estar avalado por la SSP, con un interrogatorio no tan severo como el examen de control y confianza, pero que da certeza dé que el aspirante está “limpio” de antecedentes.

Reconoció que existen empresas que no cubren ni el 50 por ciento de estos requisitos y no están debidamente acreditadas, lo que también representa un riesgo para para empresas o bancos que los contratan.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *