Por Luz del Carmen Sosa

Chihuahua.- El jefe de escoltas de una conocida familia fronteriza fue liberado ayer mismo por el Ministerio Público, a pocas horas de ser consignado por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) como probable responsable del delito de lesiones dolosas en perjuicio de otro guardia de seguridad privada.

Julio César Castañeda López, vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE), dio a conocer que el ofendido otorgó el perdón a Abel Castillo Villasana, de 50 años, tras reparar el daño que sufrió al recibir un disparo en un hombro del arma que accionó su jefe.

“La víctima le otorgó el perdón”, dijo el portavoz.

Agregó que el Ministerio Público consideró el certificado de las lesiones que emitió el médico legista, el cual las valoró como +15 –60, es decir que tardan más de 15 días en sanar y menos de 60 días.

El arma de fuego, dijo Castañeda López, se encuentra bajo resguardo de la Dirección de Servicios Periciales donde es sujeta a un análisis de balística forense.

Abel Castillo Villasana, de 50 años, fue detenido por agentes municipales la madrugada del miércoles en el motel “Mi Kasa”, ubicado en el bulevar Óscar Flores Sánchez y calle Cusárare, de la colonia Kilómetro 5, por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de lesiones dolosas al dispararle a un joven de 25 años en el exterior de un motel.

Fueron los empleados del negocio los que llamaron al 911 para reportar que escucharon disparos en una de las habitaciones.

El comunicado de prensa de la SSPM refiere que en el lugar encontraron a un hombre de 25 años tirado con una lesión de arma de fuego a la altura del hombro derecho.

Los oficiales solicitaron una ambulancia para el traslado del herido a recibir atención médica.

Los testigos presenciales denunciaron que el problema entre el jefe y su subalterno fue por una de las dos mujeres que los acompañaban en la habitación; al parecer el responsable de la seguridad de la familia de empresarios fronterizos quería estar con ella pero prefirió al hombre de 25 años, por lo que le disparó.

El presunto agresor huyó a bordo de una camioneta marca Chevrolet Silverado, color blanco, modelo 2013.

El boletín refiere que esta persona fue localizada cuadras más adelante y en vez de detener la marcha aceleró la velocidad por lo que se inició una persecución por varias calles de la ciudad hasta terminar en la avenida Teófilo Borunda donde fue detenido.

El chofer portaba un arma de fuego tipo escuadra, calibre 380 milímetros, con un cargador abastecido con diez cartuchos útiles y otro cargador más con 14 cartuchos útiles, acreditando el porte del arma de fuego con documentación de la Agencia de Seguridad Integral S.A. de C.V.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *