Por Emilio Arroyo

España.- Francisco Navarro Lorite es vigilante de seguridad. Literalmente, se jugó el tipo al intentar detener al hombre armado que entró en el salón de juegos de Linares donde prestaba su servicios para perpetrar un atraco. El ladrón le disparó casi a bocajarro. Lo hirió en la muñeca antes de huir. No obstante, el vigilante de seguridad pudo identificarlo antes de recibir el balazo. Su testimonio fue fundamental para que la Policía Nacional detuviera a este peligroso delincuente varios meses después.

Ayer, la Subdelegación de Gobierno distinguió a Francisco Navarro Lorite con la condecoración más alta que puede recibir un profesional de este gremio. Una mención honorífica que quedará para siempre en su hoja de servicio.

Este linarense es uno de los 39 agentes homenajeados ayer con motivo del Día de la Seguridad Privada, celebrado ayer en la Subdelegación. El acto estuvo presidido por la responsable del Gobierno en la provincia, Francisca Molina, quien destacó que estos profesionales son “los grandes aliados” de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en la tarea de “garantizar la libertad de los ciudadanos y proteger sus derechos”.
“Gracias a vuestra colaboración constante e importantísima, podemos trabajar con mayor eficacia en la prevención de delitos y la seguridad de las personas”, añadió la subdelegada. Actualmente, la provincia de Jaén cuenta con 29 empresas relacionadas con la actividad de la seguridad privada. En ellas trabajan 763 vigilantes y 14 detectives privados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *