Exhorto. En tres meses debe levantarse la voz y exigir resultados a la Guardia Nacional en materia de seguridad, vital para concretar proyectos de inversión, consideran.

Por Cristina Ochoa

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar Lomelín, consideró que en materia de seguridad la paciencia tiene un límite y consideró que en tres meses debe levantarse la voz y exigir resultados a la Guardia Nacional.

Planteó que “no debemos acostumbrarnos a que la violencia sea parte del paisaje, porque solo en un ambiente de seguridad podrán concretarse proyectos de inversión en zonas prioritarias para el desarrollo del país, como es el sureste.

“De alguna manera tenemos que estar exigiendo a la autoridad que esta nueva forma de hacer (las cosas) empiece a dar resultados. Nos han pedido paciencia, pero la paciencia tiene un deadline (fecha límite). Esperamos que esto quede claro y de alguna forma, después de algún tiempo, podamos preguntar ‘¿qué pasó?’”, expresó el líder empresarial en el contexto de su participación en el Retail Day 2019 de GS1 y Deloitte.

Dijo que si bien la Guardia Nacional tiene poco tiempo operando, hasta ahora no se han demostrado de forma concreta los avances en el combate a la violencia, por lo que en un lapso de tres meses más será importante exigir resultados.

“La Guardia Nacional lleva trabajando dos o tres meses, sería prudente esperar otros tres para levantar la voz y exigir un resultado”, agregó.

Salazar señaló que la iniciativa privada, a través de la Comisión de Seguridad, ha sostenido reuniones con autoridades de la Guardia Nacional y la Secretaría de Seguridad Pública para pedir y ofrecer apoyo en control de logística, manejo de las carreteras y transporte.

«Hablamos mucho de invertir en el sureste, pero es donde tenemos más problemas de inseguridad; y así tengamos toda la infraestructura necesaria, si no se resuelve este problema nadie invertirá ahí. No entremos en el modelo de que ya nos parece que es parte del escenario normal la violencia», consideró.

Añadió que las autoridades deben actuar sobre las demandas sociales y manifestaciones que impactan a las actividades diarias de la población, tal como lo hace el sector empresarial.

«Los empresarios tenemos que entender la problemática de nuestro país en el fondo, ser propositivos, establecer diálogos más conscientes y ocuparnos de que nuestra actividad impacte la problemática del país», aseveró.

El líder del CCE consideró que así como el sector empresarial es toral para el desarrollo del país, la iniciativa privada también es la solución para encontrar un diagnóstico de los problemas que enfrenta la sociedad, para que a partir de éste se implementen distintas soluciones.

Expuso que por mucho tiempo se perdieron de vista muchos puntos importantes como el crecimiento de la informalidad y la pobreza: «Sí nos dimos cuenta, no hicimos nada, vino alguien que identificó esto de manera sencilla y tuvo el apoyo de 30 millones de votos», expresó Salazar.

Cinco hombres ultimados a balazos en un bar de Salamanca, Guanajuato; dos cadáveres carbonizados en un vehículo en Monterrey, Nuevo León, y el asesinato del escritor y funcionario de la Secretaría de Cultura estatal, Enrique Servín, en Chihuahua, incluyó el recuento de violencia de ayer, que dejó al menos 21 muertos en siete entidades.

El hecho más cruento ocurrió en el municipio guanajuatense, donde durante la madrugada sujetos armados atacaron a balazos a los clientes del bar Raymond provocando la muerte de cinco de ellos.