Experto recomienda capacitar a la Guardia Nacional para controlar las aduanas, aeropuertos y puertos marítimos para impedir que el crimen organizado se aproveche de este fenómeno.

Urgen frenar tráfico de armas

A México entran cada año 200 mil armas de forma ilegal y la mayoría ingresan por la frontera con EU, desde donde los delincuentes las trasladan a lo largo de país, por lo que el Gobierno federal tiene que implementar acciones de carácter táctico que lleven a un verdadero decomiso, señaló Raúl Sapien Santos, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP).

El crimen organizado utiliza cuatro rutas para el ingreso de armas provenientes de Estados Unidos que son el Pacífico, Centro, Golfo y la del Sur, afirmó Sapien Santos.

“El mayor número de armas que se trafican justamente por la parte fronteriza que es Tijuana, Ciudad Juárez y Hermosillo, tiene una ruta sumamente importante en el tráfico de armas de fuego. El crimen organizado es el principal comercializador que utiliza este tipo de armas de fuego, para mantener el control de droga y de grupos delincuenciales para hacerle frente justamente a los cuerpos de seguridad pública”, señaló el presidente del CNSP en entrevista con 24 HORAS.

Indicó que de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en la última década, entre 2009 y 2019, han ingresado 2 millones 481 mil 310 armas de fuego, de las cuales únicamente 486 mil 737 fueron ingresadas legalmente; 228 mil armas fueron vendidas a los gobiernos de los Estados; 113 mil armas a personas físicas; 32 mil armas a personas morales (entre ellas empresas de seguridad privada que tiene un permiso para portar algún tipo de arma; y 18 mil armas fueron adquiridas por las fuerzas armadas.

Destacó que 12 mil armas han sido reportadas como robadas y extraviadas por parte de los cuerpos de seguridad estala y municipal, lo cual debe ser investigado por las autoridades.

“Sería interesante saber si efectivamente las policías estatales y municipales están dando aviso de cuántas armas les roban, con que periodicidad y con un análisis críminologico para saber bajo que circunstancias fueron robadas; si se iniciaron las debidas carpetas de investigación y que desarrollo tuvo esa carpeta de investigación para saber el paradero de estas armas o que organizaciones criminales se están dedicando al robo de estas armas en cuerpos policiacos”, agregó

Cabe recordar que en la mencionada década ocurrió el fallido operativo de EU conocido con “Rápido y Furioso”, iniciado en 2009 por la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por su sigla en inglés) que introdujo ilegalmente más de dos mil armas a México para rastrearlas y capturar a los poseedores, pero terminaron en manos del crimen organizado, lo cual se ventiló en 2011 y en los años posteriores se han realizado decomisos de armas vinculadas al operativo.

Ante el imparable tráfico de armas, el presidente del CNSP indicó que el Gobierno Federal tiene que generar acciones de carácter táctico en las fronteras, aeropuertos y puertos marítimos que lleven aún verdadero decomiso de armas de fuego, “pero no solamente como una medida reactiva sino también preventiva; y sellar los puntos fronterizos para impedir el tráfico ilegal de armas de fuego”, acotó.

Sapien añadió que se debe tener una Guardia Nacional bien preparada, capacitada, bien pagada y con esquemas de ascenso muy bien diseñados que pueda llevar a sus integrantes a estar verdaderamente comprometidos a favor de la sociedad y del propio país y se sellen esas fronteras.

“Para tener la certeza jurídica y operativa de que sí exista un verdadero control y fiscalización tanto de nuestras aduanas, aeropuertos y de nuestros puertos marítimos”, concluyó.