Los resultados que ha dado la Federación en el combate a la delincuencia, son modestos, pero no se puede esperar que en solo meses se resuelvan problemas que se gestaron a lo largo de los años, indicó el dirigente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos Walter.

Tras impartir ayer en Puebla la conferencia “México ganador. La Ruta hacia el Desarrollo” y en encuentro con medios de comunicación, avaló que la Federación haya decidido mantener al Ejército y a la Marina resguardando a la población en las zonas donde se ha presentado la mayor incidencia delictiva.

“En la Coparmex hemos dado un voto de confianza a la estrategia de combate a la inseguridad que ha emprendido el gobierno federal, esperamos que pronto empiece a haber mejores resultados, sabemos que unos cuantos meses no son suficientes para que haya un cambio en la tendencia… Yo lo que creo que está habiendo avances modestos, no hay términos fatales”.

El empresario expresó su rechazó a la presencia de guardias comunitarias y grupos de autodefensa, ya que el monopolio de la fuerza pública compete exclusivamente al Estado.

Por esa razón, demandó que sean disueltos a la brevedad y que no se les reconozca, pues para mantener el orden en el país existe una autoridad legítimamente instituida.

Además pidió que aquellos que conformen ese tipo de agrupaciones sean sancionados: “No puede haber régimen de excepción, no puede haber justicia por propia mano porque eso nos regresa a la prehistoria en términos de Estado de Derecho”.

Cuestionado sobre si la operación de programas como el de Jóvenes Construyendo el Futuro evitará que más personas migren a la delincuencia, externó que el problema de inseguridad por el que atraviesa el país va más allá y por tanto los grupos delictivos no dejarán de cometer ilícitos.

Gustavo de Hoyos sostuvo que para acabar con el crimen se debe mantener la operación policial, nula tolerancia a la violación de la ley y cero acuerdos que permitan espacios de impunidad.

“Combate al crimen organizado en todas sus manifestaciones, que no haya impunidad para los grandes capos ni para los pequeños delincuentes, solamente así se poder mejorar relativamente el entorno de seguridad en el país”.

Por otra parte, defendió el modelo neoliberal y acusó que a este se le ha tratado de manera despectiva, pese a que durante los últimos 35 años llevó al país por una ruta correcta, diversificando la economía e impulsando sectores como el automotriz, en el caso de Puebla.

Opinó que la decisión de la mayoría de millones de mexicanos en la pasada elección –que dio el triunfo a Movimiento Regeneración Nacional– es consecuencia de una actitud omisa de la iniciativa privada por mostrarse ajena a la violencia y a la corrupción, y solo tomar en cuenta los indicadores macroeconómicos.