Los robos en la Ciudad de México han ido en aumento con el reinicio de actividades durante la nueva normalidad tras la pandemia por COVID-19. Este incremento en sus distintos tipos amerita que se cambie la estrategia de seguridad del Gobierno local, afirman especialistas.

Las carpetas de investigación por el delito de robo a vehículo pasaron de mil 08 en enero, a 691 en mayo de este año, durante la fase 3 de la emergencia sanitaria, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Sin embargo, para julio pasado, un mes después del término de la Jornada Nacional de Sana Distancia, las indagatorias aumentaron a 843.

Respecto al robo a transeúnte, uno de los delitos que más afectan a la ciudadanía, en enero se abrieron mil 113 carpetas de investigación, que disminuyeron a 606 en mayo, pero para julio crecieron a 836.

Mientras que el fraude registró 148 indagatorias abiertas al inicio de 2020, que decrecieron a 44 en mayo y en julio volvieron a aumentar a 146

Y en cuanto al robo a negocio, en enero se abrieron mil 582 carpetas, que disminuyeron a mil 134 en mayo y repuntaron a mil 265 en julio.

Por último, respecto al robo a casa habitación, según la misma fuente, se registraron a principios de año 539 indagatorias, que se redujeron a 199 en mayo y volvieron a crecer a 318 en julio.

Ante este repunte, especialistas en seguridad piden que se replantee la estrategia para combatir al crimen

MÁS SEGURIDAD EN PUNTOS CLAVE

Ramón Celaya Gamboa, especialista en inteligencia y procesos de seguridad, señala que el Gobierno capitalino debe replantear su estrategia de seguridad en puntos clave.

Por ejemplo, menciona que los robos a transeúnte ocurren en las cercanías a lugares que ya reabrieron y tienen una alta afluencia de personas.

“Estos asaltos se están presentando en calles aledañas a plazas comerciales y a cajeros automáticos, entonces es ahí donde se debe reforzar la presencia policíaca”, dice el especialista

Mientras que los robos a casa habitación y a negocio se pueden combatir a través de la intensificación de patrullajes.

“Si vemos que los robos a casa habitación aumentan, lo que se tiene que hacer es intensificar los patrullajes en las localidades, sobre todo aquellas que registren mayor incidencia”, explica.

Más patrullajes también ayudarán a combatir delitos como la violencia familiar, otro de los crímenes que también han aumentado.

En enero, la Fiscalía General de la Ciudad de México abrió 2 mil 70 carpetas de investigación por el ilícito, que disminuyeron a mil 550 en mayo y repuntaron a 2 mil 301 en julio.

Por ello se deben realizar acciones específicas para combatir estos crímenes.

De lo contrario, los índices podrían superar las cifras registradas a principios de año, enfatiza Celaya Gamboa.