Por Viridiana Saavedra Ponce

Casi la mitad de las empresas que se ostentan como de seguridad privada, carecen de los lineamientos mínimos para garantizar la seguridad de sus empleados y de quienes las contratan, afirmó Francisco José Avelar Ramírez, presidente de la Unión Nacional de Empresas de Seguridad Privada (Unespa), quien pidió a las autoridades regular ese pendiente, pues se pone en riesgo a la sociedad.

Actualmente, dijo que son casi seis mil las registradas, pero de manera “furtiva, sin ningún registro, sin ninguna acreditación y lo peor, teniendo a los empleados y las personas prácticamente tomándolas de la calle, poniéndoles un uniforme y armándolas”, operan casi el doble.

Ante esa situación, explicó que organismos como la Unespa puede brindar asesoría respecto a qué empresas cumplen con las certificaciones para ofrecer dicho servicio y cuentan con elementos que pasaron pruebas de control de confianza y capacitaciones respecto al uso de armas o herramientas para control de la seguridad.

Sin embargo, ese no es el único pendiente, sino también la falta de una ley que aclare las implicaciones de una empresa que ofrece ese tipo de servicios. “Existen algunos conflictos entre las leyes federales, estatales y reglamentos municipales que sobre regulan los procesos de la seguridad privada y lo que buscamos es que para mayor certeza jurídica de todos, haya una sola legislación que permita que todos los usuarios, como prestadores de servicio y como clientes, tengan la certeza de que es una sola línea y no hay diferentes situaciones que generen actos de corrupción o informalidad”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *