El líder de la Unión de Armadores del Litoral del Océano Pacifico indicó que esto es consecuencia de la falta de apoyos al sector.

Mazatlán, Sinaloa.- De velador, elemento de seguridad privada o de albañiles cientos de pescadores se emplean con la intención de no dejar de llevar el sustento a sus hogares, muchos de ellos en actividades que no saben realizar del todo, expuso Jesús Omar Lizárraga Manjarrez.

El presidente de la Unión de Armadores del Litoral del Océano Pacifico declaró que esto es consecuencia de la mala temporada que hubo como segundo año consecutivo, en donde los productores tuvieron que amarrar sus barcos desde el mes de diciembre por los altos costos del diesel marino.

“Pues también muchos pescadores están buscando trabajo, están buscando pues el llevar el sustento a sus casas, ya que fue mínimo lo que se emplearon ésta temporada, pues tienen que buscarle en alguna otra actividad, están emigrando a hacer a lo mejor actividades que no saben hacerla”.

Indicó que son miles de familias las que dependen de la actividad que poco a poco se ha ido acabando, gracias a la falta de apoyos, además de que en temporadas de veda como la que recién inició los operativos de vigilancia han sido nulos desde el año pasado por lo que esperan una atención inmediata al tema a fin de prevenir una baja considerable en la producción.

Lizárraga Manjarrez señaló que una vez concluida la temporada de capturas el pasado 15 de marzo para esta zona del pacifico y el 20 del presente mes en el golfo de Tehuantepec, los muelles lucen desolados, ya que además no hay recursos para que los armadores arranquen con trabajos de mejora en sus embarcaciones.