En 2018, cada hogar tuvo gastos relacionados a la seguridad por 44 mil 510 pesos; en el caso de las empresas esas erogaciones se estiman en 298 mil 834 pesos.

Si el aumento en la inseguridad continúa, su coletazo golpeará más a las empresas y a los ciudadanos de Jalisco, Baja California, Chihuahua, Nuevo León y Michoacán.

Esta es una de las conclusiones del estudio “Estimación de costos del delito y la violencia para el sector privado en México”, que se presentó ayer en las instalaciones de la Cámara de Comercio de Guadalajara (Canaco).

En el documento, elaborado por la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), se indicó que si bien en 2018 la violencia costó a cada hogar de estas entidades (que fueron las que se analizaron) 44 mil 510 pesos en promedio, la proyección para 2030 es de 131 mil 695 pesos.

En el caso de las compañías, pasaría de 298 mil 834 a 657 mil 446 pesos en ese periodo.

En el texto se destacó que los rubros a los que las personas destinan principalmente sus ingresos son seguridad privada, gastos médicos (urgencias y hospitalización) y atención para personas con discapacidad.

Mónica, quien tiene un negocio en la colonia Alamedas de Zalatitán, en Tonalá, contó que hace un año decidió invertir 20 mil pesos en cámaras de seguridad y un sistema de alarma luego de que, frente a su establecimiento, le robaron el auto a uno de sus trabajadores.

Clave, acciones a nivel de barrio

El director del observatorio ciudadano Jalisco Cómo Vamos, Augusto Chacón, calificó el “crecimiento” revelado en el documento elaborado por la USAID como “un terrible impuesto” para los habitantes del Estado y consideró que ver el golpe de la inseguridad en términos económicos permite romper el molde de “bolsas en la calle con restos y cadáveres” al que probablemente la gente ya está habituada.

Ante esta situación, destacó que una acción clave para revertir los índices delictivos en la Entidad es la participación de los ciudadanos en los problemas de su entorno.

“Cuando nos hagamos cargo y sepamos quién vive junto a nosotros, que nos interesemos por cómo esté y empecemos a erradicar el mal cuadra por cuadra, es cuando vamos a comenzar a ver un cambio”.

Sin embargo, aclaró que esta coordinación a escala pequeña debe estar acompañada de labores, en el mismo nivel, por parte de las autoridades.

En esta línea, reconoció que las actuales administraciones de Zapopan y Guadalajara han dado los primeros pasos.

“No sólo se trata de la Policía, sino de espacios deportivos, centros culturales, lo que estimule la cohesión de la sociedad barrio por barrio. Yo creo que ya están entendiendo que la cuestión va por ahí”, comentó Chacón.

En 15 años, se triplica el gasto de IP por violencia

El impacto económico que la violencia ha provocado en la Iniciativa Privada (IP) del país se ha agudizado.

La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés) presentó ayer en la Cámara de Comercio de Guadalajara (Canaco) el estudio “Estimación de costos del delito y la violencia para el sector privado en México”, en el que señaló que, en promedio, cada compañía en Jalisco, Baja California, Chihuahua, Nuevo León y Michoacán desembolsó 298 mil 834 pesos en 2018. En comparación, en 2003 el monto fue de 150 mil 241 pesos.

“Estamos superados todos: las autoridades, mi familia, la institución para la que trabajo, las universidades, empresas. La violencia no se da sólo en la calle, sino dentro de las escuelas, de las instituciones y en nuestras casas”, dijo David Pérez Rulfo, director general de Corporativa de Fundaciones, durante el evento en el que se dio a conocer el texto.

En el análisis se acentuó que los ciudadanos de las entidades mencionadas no son la excepción: el gasto para ellos subió de cuatro mil 341 a 12 mil 167.

Por su parte, el presidente de la Canaco, Xavier Orendáin de Obeso, mencionó que, en lo que respecta al empresariado, se tiene el deber de apostar por más y mejores empleos que sirvan como contrapeso a la delincuencia.

“Los verdaderos empresarios tienen clara su responsabilidad social. No es sólo dar fuentes de empleo, sino el preocuparte por el bienestar de tus colaboradores”, manifestó Orendáin de Obeso.

De no disminuir la violencia, su costo para las empreas podría pasar de 298 mil 834 en el añopasado a 657 mil 446 pesos en 2030. EL INFORMADOR/Archivo

Proyección para 2030

En el estudio de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, por sus siglas en inglés), se destacó que si se logra el objetivo de reducir la violencia en 50% para 2030, se podrán conseguir ahorros por 15 billones de pesos: dos millones 949 mil 806 pesos por cada empresa y 120 mil 102 pesos por cada mexicano. Para dimensionar, el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020 consta de 6.1 billones de pesos.

Aumentan los robos a empresas en Jalisco

El 11 de mayo, este medio publicó que los delitos cometidos contra compañías y empresarios en Jalisco han crecido en el último año.

Según indicadores de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), actualizados a marzo de 2019, siete de cada 10 firmas en el Estado han sufrido algún ilícito, principazmente robo.

Así, la Entidad se ubicó en el “top 10” nacional con mayores índices delictivos contra empresas, de acuerdo con la variable #MásSeguridad de Data Coparmex. Con 72.1% de empresarios afectados, la Entidad está ubicada en el noveno lugar nacional.

“Son alarmantes las cifras”, acentuó en ese entonces el presidente de Coparmex Jalisco, Mauro Garza Marín.