Colombia.- El gremio de las Empresas Colombianas de Seguridad (ECOS), manifestó su preocupación ante lo que se avecina con la nueva era del posconflicto y aseguró que por ahora no están dispuestos a vincular a los desmovilizados de las Farc. Según Miguel Ángel Díaz, vicepresidente del gremio, como ha sucedido en otros países donde se han desmovilizado las guerrillas, los delitos como la extorsión y el secuestro se vuelven más frecuentes en las zonas urbanas por lo que se busca mayor colaboración de la policía para afrontar este delito.
El gremio también señaló que no pueden ayudar con la reinserción de los desmovilizados ya que “según el pacto de Otawa las personas que han estado manejando armas en medio del conflicto armado no son las apropiadas para llegar a la seguridad privada ya podrían estar representando un peligro para el sector”.
Según Díaz es ” un poco difícil el acceso de los reinsertados a la seguridad privada por la responsabilidad que esto significa , lo primero que hacemos es prueba de polígrafo que no tengan antecedentes delictivos que no generen un factor de riesgo”. Igualmente el vocero del gremios sostuvo que “nos da miedo y temor, porque estas personas están acostumbradas a otro estilo de vida”.
Finalmente señaló que “está demostrado que el 30{7ca51b6e3d176ef5c45937db3e85967df06aeeb431ab2aea5f8443120a5a8fa0} de los reinsertados vuelven a los grupos alzados en armas, por lo que existe temor en vincularlos a las empresas de seguridad”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *