Por Forbes
El sector ha experimentado un enorme crecimiento en los últimos años y hoy se estima que hay 20 millones de trabajadores de seguridad privada en todo el mundo, mientras que la industria vale aproximadamente 180.000 millones de dólares. Se espera que aumente aún más a 240.000 millones de dólares en 2020, superior al PIB de 100 países, entre ellos Portugal, Rumania y Hungría.
El siguiente infográfico ofrece una visión general de algunos de los países clave analizados con la India que tiene una de las disparidades más flagrantes. Hay un estimado de 7 millones de trabajadores de seguridad privada en la India en comparación con sólo 1,4 millones de policías. La historia es muy similar en China, donde cerca de 5 millones de personas están empleadas en seguridad privada en comparación con una fuerza policial de 2,7 millones. Las estadísticas del Departamento de Trabajo de EE.UU. afirma que hay más de 1,1 millones de guardias de seguridad privados en los EE.UU. en comparación con 666.000 agentes de policía.
La industria de la seguridad privada realmente comenzó a florecer durante las guerras en Irak y Afganistán, cuando empresas como Blackwater (ahora llamado Academi) comprometieron a muchos empleados a cumplir contratos lucrativos. Eso es sólo parte de la historia con niveles crecientes de desigualdad global que impulsan la meteórica subida del sector. Con más y más personas uniéndose al club multimillonario global, la demanda de servicios como el monitoreo de alarmas y el transporte blindado se disparan, lo que hace que las compañías de seguridad privada se conviertan en un símbolo de la división de la riqueza mundial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *