Por El Economista
Madrid.- El Ministerio de Fomento prevé convocar esta semana la reunión constitutiva del grupo de trabajo sobre el sector de la seguridad privada en infraestructuras públicas de transporte terrestre, aéreo y marítimo y sensibles para la seguridad ciudadana. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha anunciado hoy en el Congreso que el Gobierno ha aceptado la petición de las principales organizaciones sindicales para crear de dicho grupo de trabajo que analizará todas las cuestiones que “contribuyan a una mejora de la prestación de los servicios y las condiciones de trabajo en el ámbito de la seguridad privada en el transporte terrestre, aéreo y marítimo de competencia estatal”.
Se trata de prestar especial atención a la contratación pública de los servicios de vigilancia y su repercusión en la estabilidad del empleo, las condiciones laborales, la formación profesional, el tiempo de trabajo o la seguridad y salud laboral, ha explicado el ministro en la Comisión de Fomento donde ha comparecido a petición propia para detallar la gestión del conflicto de los trabajadores de Eulen en El Prat. De la Serna ha dicho que Fomento ha accedido a la creación de ese grupo de trabajo, al considerar “adecuado” el establecimiento de “un marco global para abordar de forma global” la contratación pública de los servicios de vigilancia en infraestructuras de carácter público.
Según el ministro, esta acción propició la desconvocatoria de otras protestas similares a las de los trabajadores de Eulen que se estaban produciendo en otros aeropuertos. El titular de Fomento ha agregado que había una consideración general de que lo razonable era tomar decisiones con carácter nacional dentro de la mesa sectorial de negociación colectiva.
Aunque “evidentemente el Gobierno no tiene que participar” en ella, ha señalado el ministro, los sindicatos consideraban que a la mesa podían llegar algunas cuestiones como la de la seguridad privada en infraestructuras de transporte terrestre, aéreo y marítimo que fueran competencia estatal.
Formarán parte de la mesa ocho representantes de la Administración general del Estado, cuatro de los sindicatos y otros cuatro de las organizaciones empresariales.
La idea de Fomento es crear también un grupo de trabajo más pequeño, con cuatro representantes de la Administración general del Estado, dos de los sindicatos y otros dos de las organizaciones empresariales, para agilizar y hacer más operativo el funcionamiento de la mesa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *