Por Casilda PLus

La semana pasada hubo una llamado de atención de parte de los empleados del Hospital San Carlos, quienes hicieron notar la creciente violencia que ven a menudo en esa zona. La situación no mejoró y este fin de semana ocurrieron otros dos hechos que pusieron en estado de total alerta a los trabajadores.

El sábado por la tarde, un hombre llegó a ese centro médico y se apostó en el estacionamiento de ambulancias. Alterado, exigió dinero, cigarrillos y protagonizó un altercado con el personal hasta que acabó por retirarse.

Horas después, ya empezado el domingo, el tío de un niño internado en el hospital llegó también fuera de sí, con apariencias de estar alcoholizado, y amenazó al médico de guardia. Exigía una respuesta inmediata, so pena de agredir al profesional. Intervino la policía, luego de que el hombre descargara su ira contra una puerta y, enfurecido, amenazara con llevar la situación a una pelea.

El delegado local de Upcn, Sebastián Pesaresi, habló con Radio Casilda y sostuvo: “Lamentablemente esto es cada vez más frecuente, sobre todo en el turno noche. Los compañeros que tienen que cubrir esos horarios se sienten desprotegidos”.

Actualmente, la institución cuenta con un cuerpo de seguridad privada pero que apenas cubre el horario de 22 a 6. De más está decir que los empleados lo consideran escaso y pretenden la presencia de la Policía Comunitaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *