Por Laura Elena Rivera

AGUASCALIENTES, Ags.-La inseguridad que ha ido en incremento en Aguascalientes se ha convertido también en una oportunidad de negocio para quienes han decidido abrir empresas de seguridad, el problema es que la autoridad estatal en la materia ha relajado la supervisión de las mismas y no hay control sobre la mayoría de las que operan en la entidad.

Así lo consideró el secretario de Comunicación de la Federación de Trabajadores de Aguascalientes, Jesús Padilla Castorena, quien sostuvo que el grueso de personal que forma parte de dichas empresas de seguridad no cuentan con la preparación ni condiciones físicas que amerita el oficio, y terminan por convertirse en veladores o personal que da acceso a empresas, tiendas y fraccionamientos.

El tema de la inseguridad es un punto rojo que requiere de personal debidamente capacitado para prestar un mejor servicio y que inhiba a la delincuencia, “debería ser el complemento de las corporaciones policiacas locales, el problema es que hay empresas patito que contratan a quien se acerca sin hacer exámenes de confianza ni capacidades”.

Estimó que existen aproximadamente 150 empresas de seguridad privada que ofrecen sus servicios en la entidad, entre las que unas 47 están legalmente establecidas y con registro ante la instancia correspondiente, con personal preparado, sindicalizado y con prestaciones de ley.

Con los empresarios locales que abren negocios con este giro pudiera haber menos problema porque podrían estar más localizables para llamarles a rendir cuentas en caso de enfrentar dificultades, lo cual se dificulta con los foráneos que también han encontrado en Aguascalientes la oportunidad de emprender en materia de inseguridad.

No obstante se ha detectado que los foráneos contratan personal por temporadas y muchas de las veces no están establecidos, se anuncian con oficinas fuera de Aguascalientes y el contacto es prácticamente por teléfono o con un simple contacto en esta entidad, de ahí que cabe la posibilidad que de la noche a la mañana cierren y dejen a sus empleados a la deriva, como ya ha ocurrido sin finiquitar a su personal

Ante la FTA, comentó Padilla Castorena, se han presentado infinidad de personas, hombres y mujeres que se dicen engañados por empresarios del ramo, principalmente foráneos pero también hay casos de empresas de Aguascalientes que no han dado de alta a su personal ante el IMSS, y por tanto se trata de trabajadores sin derechos laborales ni prestaciones.

Por la situación laboral de los empleados de este tipo de empresas, pero también porque la seguridad es un tema candente en estos tiempos en Aguascalientes, “no puede ser que estos negocios trabajen un mes con un grupo de personal y al mes siguiente los den de baja para contratar a otros, con lo que no se puede garantizar que sea personal de confianza y que brinden la seguridad que se requiere”.

Hizo la observación de que la mayoría de las dependencias públicas en la entidad, tanto estatales como federales, tienen contratos de seguridad privada con empresas de dudosa integridad, pues algunas son foráneas y por tanto al no estar reguladas localmente, pueden cerrar el negocio e irse, “para dejar colgados a los trabajadores, algo como lo que ha sucedido en el INEGI con las empresas de limpieza”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *