Por Gustavo Ramos

Los diputados aprobaron modificar la Ley de Seguridad Privada del Estado de Chihuahua, donde reforzaron los candados de contratación para que el personal sea de confianza.

Derivado de la iniciativa de la fracción parlamentaria de Morena, se aprobó agregar que las empresas de seguridad privada no contraten a personas con antecedentes penales, haber sido dados de baja del ejército u otras corporaciones de seguridad.

Esta adhesión es para el artículo 41 de la ley de seguridad privada donde se señale que todas las empresas que prestan estos servicios deberán abstenerse de contratar a personas que hayan sido condenados por delitos dolosos o haber privado de la vida. El dictamen se aprobó por mayoría.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *