La tecnología Li-Fi utiliza la luz para transmitir datos a velocidades hasta 100 veces más rápido que el Wi-Fi, además de ser más segura. Hoy, ya es posible contar con Li-Fi en México, aunque no es tan sencillo como contratar cualquier operador de Internet tradicional.Captura de pantalla 2016-01-27 a las 02.28.12Arturo Campos es un matemático que, según él mismo, se visualiza como el próximo Steve Jobs, pero hecho en México. Más allá de esta presuntuosa declaración, es el primero en el mundo en comercializar la tecnología Li-Fi, a través de su empresa Sisoft, a un precio de poco menos de USD $200. De acuerdo con información de El País, Campos quiere democratizar el Internet gracias a las ventajas que ofrece esta tecnología sin cables.

Sin embargo, la tecnología Li-Fi todavía no está en su punto óptimo, pues aparte de tener un costo superior a una conexión tradicional por Wi-Fi, no es bidireccional, por lo que sólo funciona para recibir información y no para mandarla. Enviar mails, por ejemplo, es imposible. Aunque Campos asegura que eso debería quedar solucionado próximamente. Como punto a favor, es que no existen pérdidas en la velocidad como en los cables tradicionales.

A pesar de que el Li-Fi es relativamente nuevo, y la oferta de Sisoft apenas está empezando, ya ha logrado venderla a un grupo constructor en México, ya que no sólo funciona para tener acceso a Internet, sino para lograr comunicaciones internas con gran velocidad y con mayor seguridad.

El Li-Fi todavía está en una fase temprana, pero está claro que será el futuro para conectarnos. Después de todo Campos logró conexiones de 224 gigabits por segundo, y eso que esto es sólo el principio.